Bueno hoy comentaremos a grandes rasgos las 5 fases en las que se basa el GTD. En próximos artículos intentaremos profundizar un poco más en cada una de ellas.

Bueno hoy comentaremos a grandes rasgos las 5 fases en las que se basa el GTD. En próximos artículos intentaremos profundizar un poco más en cada una de ellas.

Ya habíamos visto que la base del método de gestión del tiempo GTD se basa en «sacar todo de la cabeza» hay que anotar todo en algún sitio que sea confiable y que sepamos que vamos a revisar todos los días. Una vez hagamos esto pasaremos por 5 fases:

RECOPILAR: consiste simplemente en recopilar toda lo que queramos en algunas «bandejas de entrada» sean físicas, informatizadas etc. Esta bandeja de entrada podrá contener cosas de temas muy diferentes, de ahi la importancia de la segunda fase…

PROCESAR: En esta segunda fase haremos nuestra primera criba. Debemos clasificar lo que hemos recopilado, ver si es de utilidad, y empezar a tomar decisiones. Todo aquello que no nos sirva deberemos desecharlo (basura) y con el resto debemos decidir si con una acción rápida podemos finalizarlo o si por el contrario deberemos realizar varias acciones para cerrar el tema, siendo necesaria la creación de un «proyecto».

ORGANIZAR: Una vez procesada la información ha llegado el momento de organizarla, en GTD hay cuatro categorías básicas, que son: proyecto, calendario, próxima acción y en espera. Aquí es donde crearemos las listas de acciones a realizar, y donde realmente organizaremos nuestras tareas, listas, citas en la agenda, llamadas pendientes, y un largo etc.

REVISAR: Ya hemos organizado nuestras tareas, ahora nos queda revisarlo, es decir, hacer un seguimiento de cosas pendientes, revisar las listas de tareas, hacer limpieza en nuestra bandeja de entrada (recopilar), en definitva, revisar que nuestro «método» funciona perfectamente y si no es el caso, intentar depurarlo para hacerlo mejor.

HACER: finalmente la quinta fase, es la de ejecución. Para hacer debemos de tener en cuenta el contexto, el tiempo disponible, nuestras prioridades, incluso la energía de que dispongamos en ese momento para hacerla. Esta fase debe de ser flexible, nuestras prioridades pueden ir cambiando, o bien nos será mas rentable centrarnos en unas actividades que en otras.

Como ya dijimos en próximos artículos iremos desgranando un poco más cada una de las fases, espero que para los que no conozcais el método GTD este pequeño resumen os ayude al menos a tener una visión a grandes rasgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *